Échate cremita para el dolor


Échate cremita para el dolor

Muy buenas a todos, desde este medio os hago saber de mis experiencias, me gusta contárosla o al menos lo intento de tal manera que os imaginéis, pudiéndola recrear en vuestra mente y con la única pena, precisamente que no seáis alguno de vosotros. Debo decir que no busco amistad… sino simplemente sexo, solo busco relaciones esporádicas.

Os debo de confesar antes de nada que siempre me he esforzado en mejorar… me refiero sexualmente, siempre como sabéis con hombres maduros (+ 50), siempre buscando mis preferencias no importándome si es uno o varios. Busco hombres activos pero no hay día que no acabe con un versátil, además no hay maduros que no deseen una buena putita y sí esta es tragona... mucho mejor, encontrando en mí a esa glotona y que pocos dudan en follar, dejandome preñar si es su deseó… mmm.

Bueno comenzare, lo ocurrido me paso el pasado martes, día en que no fui a trabajar a pesar de marcharme temprano de casa, pues me he tomado unos días de asuntos propios por papeleo, ya sabéis… ITV, Hacienda, cosillas por el estilo. Tras haberlas gestionado y ya son alrededor de la una y casi media, me he encaminado hacia la Ctra. Cádiz-Huelva hacia la Avda. Carlos III hasta el acceso al Charco de la Pava, acceso que para situaros es el da a la Calle Gregor J. Mendel. Accedo al interior hasta la carretera del fondo, carretera que va paralela a la dársena del rio hasta el final, dándome cuenta las limitaciones de bloques de hormigón armado que hay gracias a la preparación para los aparcamientos de los conciertos.

Tras dar un par de vueltas y ver posibilidades pero estas sin llegar a convencerme del todo, posibilidades que aprovecho el tiempo parado para limpiar mi orificio anal e impregnarme de vaselina… mmm. Decidiendo volver hacia la entrada encontrándome pasado el paso bajo la Ctra. Ronda Norte que hay frente al Estadio Olímpico, dos vehículos detenidos junto y a un tercero detenerse junto a ellos. Dándome cuenta que uno de estos esta fuera de su vehículo y cuyos ocupantes son maduros, he decidido detenerme y ver si hay posibilidades. Tras detenerme y acercarme a estos, deambulo alrededor de estos como observando mi presa, cuando en verdad la presa sería yo en verdad…J. Descubro como he dicho que tras el tercer coche hay un hombre mayor fuera de su vehículo, hombre de cabellos canosos que se encuentra con tan solo un bañador, una camiseta de tiranta y sandalias, hombre que nada más verme comienza a magrearse con más intensidad su entrepierna… mmm, dándome a entender lo que desea… mmm.

Paro mi vehículo junto a este, mientras lo miro comienzo a vaciarme los bolsillos, cojo toallitas húmedas y un bote de vaselina… esperando que este ponga los preservativos a no tener. Abro la puerta y salgo de mi coche, caminando en dirección a este hombre, hombre que nada más verme dirige su brazo hasta que su mano se topa con mi miembro… mmm. Cosa que yo hago lo mismo pero con la diferencia que yo comienzo a magrear su bulto… mmm, moviendo mi mano a modo de pajearle y adivinar el tamaño de esta. Mientras este me suelta…

-      “No hemos visto antes”.

Cosa que respondo… “Quizás pero ahora no sabría decir”.

-      “Sera porque ya ha estado con muchos… verdad”

Respondo… “Alguno que otro ha habido”.

Comienzo a magreársela por encima de su bañador al tiempo que dejo que él me magree mis nalgas con una mano y con la otra acaricia mi pecho... mmm. No intenta comerme la boca, no besa mis labios ni el cuello… dándome a entender que lo suyo es a tiro hecho… mmm, cosa que me pose aun más… ooohhh. Intento tirar de su bañador hacia abajo pero sin mucho éxito, cosa que él me lo facilita al ser él quien se lo baja, mostrándome su miembro erecto no muy grande pero si grueso… mmm. Me acerco al tiempo que cojo las toallitas húmedas, cojo una del interior del envoltorio y comienzo a limpiársela, cosa que este me suelta…

-      “Está limpia, vengo duchado de casa”.

Respondo… “Ya, pero es una manía mía, me gusta la limpieza”.

-      “Agáchate y cométela, te gusta comerla… No”

No respondí… me agache hasta colocarme en cuclillas delante de él, tome su tronco con mi mano derecha y me lo lleve a la boca, comencé a darle lametones a su glande… mmm, restregué mis labios por su tronco al tiempo que lo embadurnaba de saliva… ooohhh. No dejando de pajearsela… comencé con mi mano izquierda a magrear sus testículos… uuummm, deslizo mis labios desde la base de su tronco hasta su glande y separo mis labios… mmm, dejando que lo corone finalmente e introducírmelo dentro de mi boca al tiempo que este me toma por mis cabellos y presiona contra su ingle... mmm. Soltándome...

-      "Ooohhh… perdona que la tenga tan pequeña, seguro que tu se tas comido mucho más grande".

Respondo una vez me saco su miembro de la boca…

-      “Que va tú tienes una buena polla. El tamaño para mí no es importante sino el grosor y sobre todo la duración".

Para haceros una idea… su polla para nada es pequeña, pues mide no más de quince centímetros y tiene al menos tres centímetros de diámetro, polla que me entra fácilmente en la boca... ayudándome con una mano, cosa que el vuelve a replicar...

-      "No te ayudes con las manos, utiliza la boquita".

Continuando con su petición... mmm, comienzo a lamer tanto su glande como su tronco, ensalivándolo hasta la base y luego volviendo a ascender hasta su glande... ooohhh. Para esos momentos de los otros dos vehículos, uno de ellos se marcho finalmente y del tercero salió su conductor… dirigiéndose hacia nosotros. Soltándole este…

-      “Déjanos solos, no queremos hacer un trió sino gozar los dos”

Persona que para nada cogió la indirecta y se coloco junto a nosotros, pensando yo que se nos uniría finalmente pero me equivoque, pues este coge y le cogió el culo al hombre cuya polla que yo chupaba. Hombre que le hizo saber a este que él no es de esos, mientras le doy un manotazo y lo echo finalmente, quedándonos los dos solos, preguntándome…

-      “Te gusta los tríos, perdona no te he preguntado antes si te van participar en uno”. 

Respondo nuevamente una vez me saque su polla de la boca…

-      “Si me gustan los tríos, pero siempre que a la otra persona que este conmigo… le guste. Además soy de esos que solo dejo que sean maduros, maduros como tú”.

Dicho esto, volví a tragármela una vez más mientras este gemía y me acariciaba la nuca… mmm, mientras me acariciaba mis cabellos e incluso los hombros, tirando de mi camisa hacia abajo… intentando que se deslizara de mis hombros hacia mis brazos y que bajaran. Cosa que ayudo una vez desabotone todos los botones de mi camisa, tirando finalmente de mi prenda hasta dejarla sobre el asiento del conductor de su coche. Mientras no dejábamos de escuchar como pasaban los vehículos muy cerca de nosotros, vehículos que cuando se detenían y sus conductores salían de sus coches, caminando estos hacia nosotros sin invitación... este tras descubrirlos no dejaba de ahuyentarlos, informando a estos que no queríamos tríos.

Yo a lo mío, teniendo que ayudar finalmente con las manos, pues mientras con una sujetaba su tronco con la otra magreaba sus genitales... ooohhh. Tragándomela poco a poco... engulléndola despacio sin prisa, mientras con la lengua lamia su tronco dentro de mi boca... aaahhh, mientras elevaba la vista y veía su rostro de placer al tiempo que jugueteaba maliciosamente con su glande. Soltándome este…

-      "Ooohhh... Dios mío como la chupas, parece que llevaras toda la puta vida haciéndolo... uuuffff… ooohhh”. 

-      "Joder, como tengas el coñito como la boca me vas a exprimir… uuummm”. 

-      “Cabrón, como folles de la misma manera que la chupas... uuuffff, me callo mejor que quiero comprobarlo… aaahhh”.

Me hizo levantarme, bajándome tanto los pantalones como los calzoncillos, me hizo girar e inclinarme hacia el interior de su coche, apoyando mis rodillas en la estructura de la puerta del coche. Sintiendo como se apoyaba en mi cintura con su mano izquierda al tiempo que conducía su miembro con la derecha, coloca su glande en la entrada de mi orificio vaginal… para el mi coñito… uuummm. Comienza a presionar, no entrando ante el empuje suyo… produciendo dolor a ambos, no desistiendo comienza a impregnar sus dedos de saliva e introducírmelo dentro de mi orificio anal, mientras yo cojo la vaselina abro el tapón echo un par de gotas en dos de mis dedos y aprovecho para untármelo e introducirme el dedo corazón dentro… ooohhh.  

Haciéndole saber a este lo que he hecho y este nuevamente tras coger su tronco, conduce su glande hacia mi orificio sintiendo como en esta ocasión comienza a entrar… aaahhh. Comenzando a presionar fuertemente y tras no más de dos embestidas… aaahhh, introducírmela dentro de mí ante notables muestra de dolor por mi parte… aaahhhyyyy. Lógicamente su polla no es grande pero el tamaño es considerable, más aun cuando no estoy lo suficiente dilatado, tras sacarla y preparar ambos mi coñito. Me pide que la vuelva a chupar, pues ante las fuertes embestidas ha perdido algo de erección, teniendo que limpiar su glande y el resto de su polla ante restos del interior de mi orificio (heces). Soltándome este…

-      “Chúpala ya, venga que lo que tiene es tuyo, trágatela ya que quiero follar ese coñito que tienes… aaahhh”

Tras volvérmela a tragar y chupársela como nunca he chupado una polla, dándole sobre todo ese trato especial a su glande pues me di cuenta lo sensible que lo tiene, trato que este se da cuenta y que me advierte…

-      “Como sigas de esta manera, no voy a tener más remedio que darte toda la leche del biberón”. 

-      “Joder… como la chupas puta, como se nota que lo tuyo es chupar pollas… mmm”.

Tras sacármela de la boca, me hace levantarme rápidamente y bruscamente, tirar nuevamente de mis únicas prendas fuertemente al tiempo que me hace girar y empujarme hacia delante e inclinándome hacia el interior del coche. Haciéndome tumbarme bruscamente sobre el asiento de su coche, notar su cuerpo pegarse a mis nalgas al tiempo que siento nuevamente el roce de su glande en mi orificio anal… mmm, presionando hasta penetrarme violentamente… aaahhh… uuummm… ooohhh. Comenzando las embestidas furiosamente, comienza a follarme a pelo pues ninguno tenemos preservativo, dejándome violar mi coñito a pelo porque ambos no deseamos dejarlo… uuuffff.

Mientras me embiste de diferentes maneras y a esto me refiero no a cambiar de posiciones… sino al ritmo, pues cuando me embiste violentamente me tiene cogido por la cintura… aaahhh. Cuando notas el cansancio las embestidas van degradando y es él el que pide que sea yo quien mueva mis coñito, soltándome…

-      “Mueve ese coñito que tienes a modo de buscar la polla de tu hombre”.

Moviéndome a modo de marcar la penetración… ooohhh, dejándose e incluso el caer hacia abajo para subir enérgicamente y notar su glande golpear mi próstata. No dejando de gemir y suplicar, no dejando de sollozar de placer y suspirar, comenzando él a tomar las riendas pero en esta ocasión tomarme por los hombros, sintiendo cada una de sus embestidas profundas y preguntarme en esos delicados momentos…

-      “Quieres que me corra dentro de ti… aaahhh, quieres que te preñes putita… ooohhh”. 

-      “SI… si, córrete dentro de mí… ooohhh”, respondo.

Siento como descarga dentro de mí, como vacía sus huevos mientras siento ya el dolor de mis cervicales… mmm. Tras sacarla de mi dolorido coñito, me pide alguna que otra toallita húmeda a modo de poder limpiarse la polla, mientras comenzamos a conversar sobre lo bien que hemos estado y que lo pronto que se le ha pasado los diez minutos, tiempo que le he tenido que corregir y hacerle saber que para nada hemos estado diez minutos, sino de quince a veinte minutos. Me cuenta que el viernes se marcha a Mazagón de vacaciones, respondiéndole yo que me marcho el domingo y que me iría a Rota, proponiéndome repetir esto en las Dunas… mmm. Me pongo la camisa mientras este no deja de acariciar mis nalgas, mientras su dedo corazón no deja de juguetear con mi coñito… ooohhh, sugiriéndome…

-      “Ahora cuando llegues a tu casa, échate crema hidratante o alguna pomada a modo de calmar tu coñito, pues se le ve enrojecido e incluso irritado”

Palabras que me dice mientras como os he dicho previamente me acaricia mis nalgas, momentos en que soy yo ahora quien le limpia tanto su polla como los genitales una vez que le había dado la segunda toallita húmeda. Diciéndome…

-      “Joder que cabrón eres, mira como me las puesto nuevamente e incluso pienso que está más gorda y dura que antes. Te atreves a echar un segundo… mmm”

Primero me pide nuevamente que se la chupe y tras quitarme la camisa… eso hago, hace muchísima calor y la ropa la verdad sobra. Tomo su polla y la engullo… ooohhh, le hago suplicar que me deje chupar y que me coloque para que pueda follarme… uuummm. Volviendo a colocarme, volviendo a ponerme inclinado hacia delante sobre el asiento del conductor, mientras apoyo mis rodillas en la estructura del coche. Coloca su glande en la entrada de mi coñito y tras presionar entra en su totalidad, comenzando a penetrarme violentamente.

Mientras me penetra comienzo yo a masturbarme… ooohhh, no pudiendo evitar correrme en un par de minutos de lo excitado que estaba, echando toda mi corrida entre mis calzoncillos y su coche… ooohhh… aaahhh. Hubo un par de ocasiones en que se le bajaba la erección, ya sea porque aparecía algún que otro o por ruidos extraños, teniendo que ser yo quien debía levantársela… ooohhh, como quien dice… dejando el potro para comérmela… uuummm. Llegando a proponerme…

-      “Si probamos boca arriba sería muy llamativo… no, tendría que quitarte los pantalones… déjalo”.

La conversación en un principio quedo ahí, pero fui yo quien la retomo, haciéndole ver que para nada es tan llamativo como lo que hacemos. Haciéndole entender…

-      “Mira para nada me molestaría, además no es difícil el quitarme un pernil del pantalón. Aparte debo de aceptar tus deseos como putita tuya que soy… mmm”. 

-      “Ante todo respeto, No eres mi putita ni la de nadie aunque por la manera de comerla lo parezca, pero si es verdad que me gustaría follarte boca arriba”.

Nada más decirlo me quite el calzado y me saque el pernil de mi pierna derecha por el pie junto a los calzoncillos, me tumbe de espalda sobre el asiento del conductor y eleve las piernas hacia arriba. Siendo él quien tras tomarme por las caderas me acerco hacía él, me dejo con las nalgas al borde del asiento al tiempo que se acercaba con su miembro en mano. Colocando primero su miembro junto al mío… ooohhh, siguiendo seguidamente por poner su glande en la entrada de mi coñito y comenzar a introducírmelo… uuuffff, muy despacio comenzó a penetrarme e incluso no se detuvo cuando un vehículo se detuvo junto a mi coche. Saliendo del interior de este un desconocido caminando hasta nosotros, soltándome este…

-      “Este que viene es de los tuyos, dejo que te folle también o que deseas”. 

-      “Lo que tú quieras… aaahhh, pero no dejes de follarme… ooohhh”.

Recuerdo a ese otro aparecer, no decía nada… solo miraba, mi amante le propuso follarme si así lo quería, pero este callado alargo su mano hasta llegar a mi pecho y tras comenzar a acariciármelo… comenzó por pellizcar mis pezones con fuerza… aaahhh, marchándose a los pocos minutos y dejando una mancha blanquecina en la puerta del coche de mi amante… ji ji ji. Comenzando a acelerar hasta correrse dentro de mí, quedándose echado sobre mi cuerpo, sintiendo su pecho sudoroso pegado al mío… uuuffff. Soltándome…

-      “No decías tu que debías de marcharte, mira la prisa que tienes que me has hecho follarte por segunda vez. Pero joder menudo coñito tienes, como me gustaría poder follarte todos los días… uuummm”.

Se levanta y coge una botella de agua de la puerta… abriéndola, me ofrece agua y tras denegarla este acaba por verterla sobre su tronco, mientras yo me levanto y me incorporo. Recuerdo que casi pierdo el equilibrio, estaba mareado de estar en dicha posición… mmm, mientras escuchaba el sonido de sus palabras… palabras que no supe entenderlas. Me subí pantalones y calzoncillos, continuando por ponerme la húmeda camisa y tras despedirnos, me marche al coche. Abrí la puerta y me senté en el interior al tiempo que cogí el móvil y descubrí la hora que era, dándome cuenta que llevábamos al menos de tres cuarto de hora a cincuenta minutos enredados… mmm.

Aun recuerdo que tras poner el aire acondicionado y parecer lo mejor que tiene el coche, veo a este limpiarse aun su miembro cuando se propone nuevamente…

-      “Cuando llegues a casa, échate alguna crema analgésica para poder apaciguar el dolor de tu coñito”, prosiguiendo… 

-      “Mira como la tengo otra vez y eso que de echarme el segundo polvo. Joder como me tienes, no conozco ningún hombre o mujer que me ponga como tú, no solo por esa boquita sino por todo tu cuerpo… mmm”.

Decir eso y acercarse hacia mi coche, introduciendo su glande por el hueco de la ventana hasta colocarla a la altura de mi boca, pidiéndome…

-      “Dale un besito, no será nada malo… solo te pido un besito”.

Le doy un besito y sin que este me lo pida… doy un segundo, continuo por introducírmela dentro de la boca y como si se tratara de un helado… succionó. Este acaricia mis cabellos y desciende su mano hacia mi cuello… perdiéndose por el interior de mi camisa… uuummm. Dejo de chupar y le alejo al tiempo que subo los cristales del coche, sentado en mi asiento continuo chupando su polla más dura y gruesa que las dos veces anteriores, pienso que este debe de tomar algo como viagra… uuuffff. Este se aleja dos pasos de mí al tiempo que me toma de mi camisa y me dejo caer de rodilla al suelo, rápidamente mi amante cae en mis ropas y me propone…

-      “Vamos a mi coche, deseo follarte por tercera vez, quiero metértela de espalda y volver a preñarte, tú me haces recordar lo hombre que soy”.

Ya en su coche, me quito la camisa y me bajo los pantalones y calzoncillos, me inclino hacia delante al tiempo que me apoyo… colocando mi orificio a la altura de su polla. Siento su glande introducirse nuevamente dentro de mí, comenzando a cabalgar al tiempo que me suelta…

-      “Sabes que cremas para antes de la penetración, no me refiero a la vaselina… ooohhh, me refiero que hay cremas que según parece tiene analgésico para evitar el dolor de la penetración… uuummm”.

 -      “Lo sé, pero no dicen que si no hay dolor… no hay placer… aaahhh”, respondo.

Tras correrse nuevamente dentro de mí, cansado por el esfuerzo decidimos marcharse y nuevamente me suelta que llevamos solo media hora, no pudiendo evitar corregirle en esta ocasión en voz alta y decirle…

-      “Llevamos haciéndolo una hora y tres cuarto de hora aproximadamente… no exagero, ya que el semental eres tú y no yo, tu eres el que tiene el aguante yo solo tengo el orificio que lo soporta”

Tras marcharse… yo hice lo mismo, pero para nada cuando llegue a casa me eche cremita ni ninguna mariconada de esas, pues deseaba sentir el dolor de la follada. Prueba de que me ha dado placer, pena de no haber probado algo en mi boca de sus corridas… mmm. Bueno hasta pronto, quizás sea para septiembre pues me marcho de vacaciones.

Sé que me repito pero no tanto como muchos de vosotros, no comprendiendo que cuando estamos por aquellos lugares, no es por otro motivo que por el morbo, no como muchos dicen que por o tener sitio que eso también es verdad, pero como dicen algunos… gusta lo “rural”.

También es más que conocido eso que cuando se está en pleno fregado, no hay uno que no suelte…

-     “Joder… no tienes sitio, como me gustaría estar en una cama y hacerlo bien”.

O cuando ya habéis finalizado, me soltáis…

-     “No sabes lo que me hubiera gustado haber estado en una cama, no te haces una idea lo bien que lo íbamos a pasar”, entre otros comentarios.

Aunque siempre digo que a mí me da igual… la verdad es que miento, pues suelo buscar estos lugares por el morbo que produce… ese cosquilleo de hacerlo por esos sitios es pura adrenalina. Además no hay maduro que deseen ser mamados y follar un buen culo, deseando que estos sean bien apretaditos.

Os debo informar que este experiencia es mía, publicada tambien y no copiada por personas anonimas o con fines de lucro, pues podeis verme tambien en el portal www.todorelatos.com.

Bueno espero que os haya gustado tanto como me gusto a mí… obviamente habréis notado que soy pasivo y algo sumiso, bueno os dejo y espero que no seáis muy crueles conmigo, aunque sea una buena putita que dicen que soy, mi email es Jhosua 1974 @ gmail . com, hasta pronto.

Dejar un comentario