Cap.1 “Gerardo: El despertar sexual de su familia” La fiesta de Karen

Hola mi nombre es Gerardo, la historia que voy a contarles sucedió hace mucho tiempo cuando aún era un niño, siempre había considerado a mi familia de lo más normal, hasta aquel año de inicio escolar, en donde pude ver una serie de acontecimientos sexuales que involucraron a toda mi familia, al principio fue sorpresivo pero después lo disfrute tanto como ellos, ahora se los contare con lujos de detalles.

Vivimos en una zona residencial, mi casa es dos pisos, tiene una piscina muy linda y un patio muy grande. El primer piso lo usamos para la sala, comedor, cuarto de recreación, de estudio y otro de ocio, donde tengo mis juguetes y juego a la play con mis amiguitos. En el segundo piso esta mi dormitorio, el de mi hermana y el de mis padres, cada uno con baño propio, aunque tenemos uno de emergencia al costado de mi habitación. En el patio tenemos un cuarto para visitas, que lo usan cuando mis padres organizan fiestas en casa, no es por nada pero mi casa es la hostia, grande, amplia y linda.

Siempre fui de tez blanca como mi madre, cabello castaño y bien simpático, estudiaba en un colegio público y pues me la pasaba muy bien en compañía de mis amiguitos, estaba en cuarto grado de primaria, pero no me subestimen, a mi edad era muy despierto y pues también era muy bueno en clase.  Mi hermana Sofía que era la mayor, estudiaba en el mismo colegio que yo y ya estaba en último año, siempre fue una chica muy alta, al punto de estar en el equipo de vóley de nuestro colegio, a su edad estaba muy desarrollada, la verdad muy buena, tenía un trasero de aquellos, uff !! Definitivamente eso lo había heredado de mi madre. Sus pechos no eran muy grandes, estaban acorde a sus edad pero su rostro angelical, su piel blanca, su estatura y su trasero hacían que cualquier chico del colegio se muriera por ella, ni que decir en la calle con todas las guarradas que le gritaban los hombres, me ponía tan celoso que terminaba insultándolos, lastima para mi pues siempre íbamos juntos al colegio y volvíamos de la misma manera, joder que tortura ..!!!

Mi padre se llama Rubén, tenía 45 años en ese momento, conoció a mamá cuando eran adolescentes, en una fiesta, al menos eso sabía, ya más adelante descubriría la verdadera historia, anduvieron de novios un par de años y luego se casaron. A su edad era un hombre gordo y de estatura media, aproximadamente un metro setenta y tres, le gustaba mucho salir juerga con sus amigos, no tenía mucha tolerancia al alcohol, perdía el conocimiento rápido, pero aun así le gustaba parrandear.

No hacía mucho ejercicio, de vez en cuando un fulbito entre amigos, trabajaba en una empresa de dulces ya desde hace bastante tiempo y ganaba muy bien ya que el solo mantenía las comodidades de la familia, se estaba quedando algo calvo y pues todo su atractivo al parecer estaba desapareciendo poco a poco.

JEJEJE!! me reía con algo de tristeza pues no quería terminar igual.

Mi madre Sara en aquel entonces tenía 36 años, era una mujer espectacular, joven y atractiva con un trasero divino, le gustaba mucho ir al gym y cuidaba su figura con buena alimentación, no trabajaba, así que se dedicaba a las cosas de la casa, así como en reuniones con sus amigas y shopping, gastando la tarjeta que mi papá con tanto esfuerzo pagaba, no era muy alta, un metro sesenta aprox. pero lo compensaba con su belleza, piel blanca como la nieve, ojos pequeños, como de asiática, muy lindos, cintura de muñeca, cabello rubio no natural,  pues se lo pintaba cada cierto tiempo, decía que le gustaba mucho así, unas tetas uff !! QUE DIGO TETAS, TETAZASS … le gustaba mucho usar sus vestidos con escotes, lo que resaltaba aún más sus gemelitas, su trasero era un monumento a la lujuria, solo le faltaba que tuviera sombrero y bigote, así le dirían que tenía UN SEÑOR CULO!! Cada vez que salía con mi madre, me tenía que aguantar todas las groserías que le decían, a veces tenía que pelear, a lo que mi madre siempre me decía que era como su guardián, claro el guardián de su culo pensaba yo, seguro que muchos se imaginaban petando ese culazo con brutalidad.

Todo comenzó una mañana de lunes, el colegio empezaba un nuevo año escolar, así que me levante muy temprano, como a las 6:30 am, mi despertador era una locura sonando.

JODER, DE NUEVO AL COLEGIO!! Dije despertando.

Baje en pijama las escaleras y fui al comedor, el olor me llevaba casi flotando, pues mi mamá había preparado un desayuno de panquecitos con leche, llegue y mi hermana ya estaba sentada con una pijama muy mona que usa para dormir, pase por su lado viendo como se le marcaba toda la cola.

UFF, SU CULITO TAMBIÉN TIENE HAMBRE, PENSÉ!!  

A mi edad la verdad era muy morboso, y como no serlo, si mi madre y mi hermana eran dos musas impresionantes. Desperté de mi morboso pensamiento y salude todos con los buenos días.

Mi padre ya estaba listo para ir al trabajo pues entraba muy temprano y llegaba muy tarde, se despidió de nosotros muy rápido. Mi madre estaba lavando unas tazas, tenía puesto un top blanco y unos leggins de color negro que le marcaba toda su figura, al verla de espaldas quede maravillado con su cuerpo, era jodidamente sexi.

Cuando me dispuse a sentarme,  mi madre volteo a verme y me dio un regañón de aquellos, por no haber alistado mis cosas para el colegio, tuve que aguantar con coraje pues en parte tenía razón, me la había pasado de vago el día anterior jugando a la play con mis amiguitos de la residencial. Terminé el desayuno y subí a mi cuarto corriendo pues se me hacía tarde para el colegio, en la subida mi hermana comenzó a burlarse de mí, pues es lo que hacía siempre, molestarme.

-          Gerardo si no te apuras te dejo y vas a ver el lio que te arma mamá.

ASHH QUE ODIOSA ES ESTA NALGONA, PENSE!!

-          Si si, ya sé, estaré listo en 5 minutos. Dije apurando el paso

Entre a mi cuarto y pensé en flash, el superhéroe, para motivarme y hacer las cosas rápido.

JODER VAYA QUE FUNCIONO!!

Ya estaba listo con mi uniforme, mochila y lonchera. Lonchera? Si, aun llevaba lonchera como todo un pendejo, era por orden de mi madre, decía que tenía que alimentarme bien con fruta y comida sana, no llevaba nada de dinero. Caso contrario era mi hermana que si llevaba unos billetes, a veces mi padre le daba para ambos pero yo ni veía ese dinero, por supuesto que no me llevaba bien con ella, siempre me jodia de muchas formas.

Salimos de casa, mamá nos despidió con un beso a cada uno, esperamos la movilidad en el paradero, a una cuadra de mi casa y subimos cuando llego, por más que no me agradaba ir al colegio ver a mis amiguitos Renzo y Rodrigo me hizo sentirme mejor, eran mis mejores amigos de colegio, me senté con ellos en la parte final del bus y fuimos conversando todo el camino.

Ya  en el colegio mi hermana se fue sin despedirse

-          Pero que ingrata es esta jirafa, no se acuerdo que soy su hermanito menor. Dije en voz baja.

Teníamos clase de matemáticas ese día y estaba algo cansado, para colmo habían dos idiotas que siempre me molestaban en el recreo, eran del salón de mi hermana, el pesado de Pablo que había repetido en dos ocasiones por lo que tenía 19 años y su compañero Mario que tenía 18 años, que también había repetido, eran de lo peor, altos y corpulentos, se la pasaban intimidando a todos los niños en el recreo, además en varias oportunidades me di cuenta que molestaban mucho a mi hermana, por lo que ambos me hinchaban los huevos.

RING  RING   RING …..!!!

-          Es la campana de salida, dios que alivio, no aguantaba más. Dije muy contento mientras guardaba mis cosas en mi mochila e iba al encuentro con mi hermana para volver a casita.

Me encontraba esperando a mi hermana en la puerta del colegio, cuando me di cuenta que tardaba demasiado.  

JODERR !! Que pesada. Dije para mí

Fui a ver porque tardaba tanto, así que camine a su salón y lo que me encontré me dejo me dejo encabronado, estaba mi hermana y su amiga junto con Pablo y Mario bailando reggaetón, pegados a la esquina de su salón, se habían ido todos hasta el profesor, solo quedaban ellos cuatro con la música bajita, mi hermana le daba la espalda a Pablo y este se aprovechaba para restregarle su bulto en el culo.

GRITE!!

-          Sofía que haces, te estoy esperando hace media hora, y tú acá frotándote con este…

No dije su nombre por lo que me quedó mirando con ganas de pegarme, de paso que le había cortado el rollo. Jejeje, reí triunfante en mi mente.

-          Ya voy Gerardo no seas fastidioso. Me dijo sofí un poco molesta

-          Esto se lo voy a contar a mamá, ya verás la que se arma en casa.

Cuando dije eso, reacciono mi hermana un poco nerviosa y fue por sus cosas.

-          Está bien, está bien, vamos que se hace tarde. Dijo sofí algo preocupada

Salimos casi corriendo y tuvimos que tomar un taxi para llegar a casa, ya dentro del auto note a mi hermana muy pensativa, como queriendo hacer algo, así que fue ella la primera en hablar.

-          Gerardo, hermanito, Jiji si no le dices nada a mamá de lo que viste, te puedo comprar ese juego de video para tu consola que tanto te gusta. Dijo mi hermana totalmente cambiada, hasta yo me sorprendí porque siempre me trababa mal.

Se refería al call of duty que iba a salir, costaba a muy caro así que me emocioné.

-          Acepto hermanita. Dije dándole un abrazo

Pensé que iba acuchillarme la espalda en ese momento pero felizmente para mí no pasó nada.

Llegando a casa nos dimos cuenta que mamá no se encontraba, pues estaba en completo silencio, solo había una nota en la mesa del comedor que decía.

-          Hijos tuve que salir de emergencia, Karen (una de las mejores amigas de mamá) está pasando un momento difícil y fui a su casa, hay unos fiambres en la refri, Atte: Los quiere mucho, mami.

Tuvimos que hacernos unos emparedados y pasar la tarde cada uno en su cuarto, yo me recosté en mi cama con unos audífonos escuchando AC DC, cuando sin darme cuenta me quede dormido, me levante como a las 9:00 pm. Asustado baje al primer piso y en el sillón estaba mamá y Karen hablando, así que me gano la curiosidad, me quite los zapatos para no hacer ruido, camine un poco y me escondí para poder escuchar sin que me vieran.

-          Sara, soy una estúpida por perdonarlo tanta veces, ya sabía cómo era él. SNIF SNIF  SNIF !! Dijo eso llorando y recostándose sobre el pecho de mamá.

-          Karen no tienes nada de que lamentarte, él se lo pierde, tu eres una hembra A1, cualquier hombre quisiera estar contigo, estas muy buena cariño, vas a ver que encontraras un macho de verdad, dispuesto a hacerte olvidar a ese idiota a punta de vergazos, es más yo misma te voy a conseguir un semental que va cogerte como dios manda, te lo digo por experiencia amiga, una verga bien gorda y larga es la mejor medicina para el corazón, Jijiji.

PERO QUE CARAJOS!! Me quede con la boca abierta, era la primera vez que escuchaba hablar así a mamá, y como era eso que “te lo digo por experiencia”, estaba como piedra no sabía qué hacer, así que decidí hacerme notar y entre en la sala haciendo ruido.

CONTINUA LA HISTORIA EN MI BLOG: https://lasaventurasdegerardo.blogspot.com

Comentarios
Puedes usar un alias como nombre.