Hola mi nombre es Adriana pero en ese entonces me llamaba Carlos, les voy a contar el universo de mi vida.

Bueno  en ese entonces yo tenia seis años mi tes era blanca mi cuerpo era muy delgado y afeminado ya que tenía un buen culo, mis padres murieron en un accidente automovilístico solo yo sobreviví pero quede muy gravemente herido

Mi tío que se llama Esteban Bleik que era alto simpático tes morena era muy fuerte viudo perdio a su esposa por una muy rara enfermedad, y  el era multimillonario.

El me cuido los meses que estaba en el hospital y también cuando salí del mismo, estuve tres meses en el hospital y mi tío me cuido en su mansión por otros tres meses.

Vivo muy feliz con mi tío en su mansión desde el accidente pasó un año un día cuando me encontraba pasando por la mansión me encontré una puerta la cual no puede abrir lo que generó en mi una gran curiosidad. Empecé a buscar la llave pero no la encontré estuve una semana buscando hasta que casi al darme por vencido al sentarme en el sillón y al ver el librero pude notar una cajita pensé que no perdia nada en ver que era lo que contenia.

La baje y grande fue mi sorpresa al ver que ahí estaba una llave y además fotos de mi tía con mi tío cuando se casaron y hasta el día en que murió. Pero no recate en las fotos tome la llave y me fui como un rayo al cuarto a ver si esa era la llave que abría el cerrojo.

Metí la llave di  dos vueltas y la puerta se abrió era el cuarto matrimonial de mis tíos estaba oscuro y por miedo la cerré y no volví en un largo tiempo.

Paso un año más desde aquel encuentro con el cuarto yo ya tenia ocho estudiaba en una de los mejores colegios del la ciudad de México y era el mejor alumno de mi clase.

Un día al volver temprano de la escuela se me ocurrió ser valiente y volver al cuarto a ver que encontraba aunque no sabía que buscaba sentía que tenía algo que encontrar.

Fui por la llave y entre vi y toque todo lo que había y encontré el closet al abrirlo vi que era don mi tía guardaba toda su ropa grande fue mi sorpresa al ver que tenia una gran variedad de ropa y zapatos tanta que no la puedo describir pero lo más impresionante era la ropa interior habían calzones, tantas, hilos, culotes con relleno y sin relleno sostenes y corpiños etc.

No puedo explicar el sentimiento pero me entro unas tremendas ganas de usar algún de esas prendas, pero afortunadamente vi mi reloj y vi que ya casi era hora de que llegue mi tio pensé que sería más prudente hacer lo que pensé mañana y tal eso fui lo que hice cerré todo y me fui.

Quince minutos después llegó mi tío y yo lo recibí como siempre cenamos y me fui a dormir deseando de que el día siguiente llegue. 

Dejar un comentario