Bueno ya con la tercera parte de mi historia superó que les hayan gusta los relatos anteriores. Bueno continuando

Me dormí como a las doce y media, desperté a las seis la nana ya había llegado y me esperaba con el desayuno ya casi listo lo tomé rápidamente y me fui como rayo al colegio tenía varias actividades importantes.

Luego de toda la actividad colegial llegue casi muerto del cansancio a casa a penas tuve fuerzas para cenar, como no tuve una buena noche de descanso no rendí al cien en el día por es que llegue casi muerto, apenas termine mi cena subí a mi cuarto a dormir ni si quiera me despedí de la nana.

Ya al día siguiente desperté tarde baje de volada y tome mi desayuno rápido y me fui, ya en el colegio nos dieron la tarde libre así que me fui emocionado a casa pero me acorde de que la nana estaba, entonces en lo que caminaba a casa fui pensando en una escusa para que Ella se fuera.

Ya al llegar y un poco desepcionado de mi mismo por no encontrar una buena escusa para que se vaya la nana entre a la casa.

Entonces decidí cenar rápido y hacerme el cansado y hecharme a dormir,tal vez así la nana se hiba más temprano, dicho y hecho así lo hice mi plan resultó a la perfección. Me levante tan emocionado que me olvide por completo que mi tío llegaba esa misma noche.

Ya en el cuarto de mi difunta tía comencé mi ritual me puse esta ves todo verde: tanga verde, sostén verde a excepción de unas panty medias negras, luego un vestido verde, y mis zapatos pequeños negros.

Ya lista y preciosa me puse mi peluca, en eso sonó la campanada de las nueve yo no le hice mucho caso porque seguía jugando con mi cuerpo.

En mi distracción oigo que se abre y se cierra la puerta principal, luego una vos  se oye era mi tío, mi corazón casi se me sale por la boca, no tenía la suficiente experiencia para desvestirme rápido, tardaba por lo menos cuarto de hora, mi tío gritaba mi nombre no sabia que hacer, supuse que mi tío entró a mi cuarto y al ver que no estaba ahí se puso a gritar más fuerte, escuchaba que sus pasos se hacercaban, estaba que me moría del miedo de pronto vio la luz en el cuarto y también la puerta abierta entró y me vio.

No doy crédito a la expresión de su cara yo estaba parada junto a la cómoda el me miraba como si hubiera visto un fantasma y me dijo Diana era el nombre de mi difunta tía yo no pude artícular palabra alguna.

El se acerco y vio que era más pequeña que su esposa y salió del shock y me dijo Carlos eres tu, yo ya estaba temblando y me puse a llorar pensando que mi tío me daría la tunda de mi vida.

El dijo no llores pero yo no paraba de llorar solo repetía en mi llanto perdon tío perdón...

Me hizo sentar a un costado de la cama y me pregunto desde cuando tengo esta inclinación por el travestismo, yo no entendí el término travestismo ya que mi conocimiento sexual era muy poco y le lance la contra pregunta de  qué era el travestismo, el me respondió en carcajadas que era un hombre que se vestía de mujer yo le respondí entonces que desde hace 1 mes.

El dijo te gusta, yo ya más tranquilo le dije que sentía una sensación de bienestar única, entonces el dijo una cosa que determinaria mi vida desde ese día.

Continúara...

Dejar un comentario